MENOS DOLOR, MAYOR CAMBIO

Hace algunos años atrás, una persona que sufría de artrosis patelofemoral, no tenía otro remedio que someterse a una operación para cambiar la rodilla completa o simplemente aguantarse el dolor. Pero hoy existen nuevas técnicas quirúrgicas que se adaptan a la necesidad del paciente y que son menos dolorosas.

Cirugía mínimamente invasiva con prótesis parciales o unicompartamentales. Esa es la nueva técnica que se está usando hoy en día para tratar algunos casos de artrosis a la rodilla. Pero ¿qué significa eso? Son operaciones en que sólo se reemplaza la parte dañada, con incisiones menores, menor riesgo de infección, menor sangramiento y menor dolor postoperatorio.

La artrosis patelofemoral o femororrotuliana es el desgaste del cartílago de la rótula y se presenta con bastante frecuencia. Aunque este problema se puede dar en hombres, es más común en las mujeres ya que en ellas generalmente se ve un cuadro congénito llamado mal alineamiento rotuliano. A veces, esto no es percibido por el paciente, especialmente en los primeros años, lo que provoca que la rodilla, producto de una posición anómala, se vaya gastando paulatinamente.

Según el doctor Federico Gili, traumatólogo de la Clínica Alemana, hasta hace unos años atrás en Chile no existía otra alternativa que hacer un recambio completo de la articulación en los casos de reemplazos o de endoprótesis articulares de rodilla. “Esa no es una mala operación ya que tiene alrededor de un 95% de resultados excelentes y buenos en estudios con 15 años o más. Pero era un desperdicio tremendo en pacientes que sólo tenían daños en una zona específica de la rodilla, pues igual había que cambiarla completa. Entonces no era muy lógico”.

Estas innovadoras prótesis parciales se han estado utilizando en Chile desde finales del año 2003 y han tenido excelentes resultados. Son especiales para personas con daños parciales en sus rodillas y a diferencia de las prótesis totales, los pacientes sienten sus rodillas más “propias” y ágiles.

Para caminar mejor

Indudablemente, la operación de rodilla mejora notablemente la calidad de vida de los pacientes. Sin embargo, esto depende mucho del grado de invalidez de la persona ya que aquellos que tengan una artrosis más avanzada serán quienes más noten la diferencia.

Según el doctor Gili, éste puede ser un cambio radical y maravilloso ya que comienzan a sentir la diferencia desde el primer día. “Aunque cuando se paran por primera vez de la cama todavía tienen el dolor de la herida operatoria, sienten de inmediato los cambios y pueden ver que su problema ya ha mejorado notablemente”,

Asimismo, las técnicas mínimamente invasivas permiten que el resultado a corto plazo sea mucho mejor. Antes, al colocar una prótesis total de rodilla se hacía una incisión de 25 a 30 cm. Hoy, gracias a ese procedimiento y al menor tamaño de la prótesis, no se hacen cortes mayores a 12 cm. “El tamaño de la cicatriz es lo que el paciente ve y aunque no es lo más importante, refleja que hubo una menor manipulación dentro de la rodilla y por lo tanto menos dolor, menos sangramiento y una recuperación más rápida. También conlleva a que haya menos riesgo de infección porque existió una menor exposición de la zona operatoria”, destacó el especialista.

Además, el doctor Gili explicó que un importante beneficio de las prótesis parciales es que si en un futuro surge un problema en el resto de la rodilla, aún existen otras posibilidades terapéuticas disponibles, como el reemplazo total de la zona afectada.

Parciales v/s Totales

La decisión de colocar una u otra prótesis es fundamental. Sin embargo ésta sólo está en las manos del médico tratante ya que todos los casos son distintos y hay que evaluarlos según las características de la dolencia.

Una mala indicación médica es el mayor riesgo que existe en esta intervención y es importante entender que las operaciones con prótesis parciales y técnicas mínimamente invasivas no sirven para todos. Según el traumatólogo, hay indicaciones precisas para hacerla en ciertos tipos de pacientes. “Si es que se presenta uno con una artrosis global no se puede poner una prótesis unicompartamental. Si es que el paciente es obeso o tiene una desviación severa en la rodilla, no se podrá hacer con técnicas mínimamente invasivas porque habrá que abrir ampliamente para liberar los ligamentos que están adheridos para lograr la movilidad esperada. No existen casos iguales, por eso se debe estudiar cada caso en particular”.

Diferencias y similitudes

Las diferencias entre una y otra intervención van mucho más allá del tamaño de la prótesis o el porte de la incisión. Estas tienen importantes discrepancias en distintos ámbitos.

Primero que nada, los tiempo de las operaciones son muy distintos. Mientras la intervención para colocar una prótesis unicompartamental dura entre una hora y una hora y media, la tradicional dura aproximadamente dos horas.

El postoperatorio también es distinto. En ambos casos los pacientes se dan de alta cuando cumplen dos metas funcionales importantes: que tengan una capacidad de flexión de la rodilla de por lo menos 60 a 90 grados y que se valgan por si solos con muletas. Sin embargo, esto se da más rápido en pacientes con las prótesis unicompartamentales y con técnicas mínimamente invasivas. Ellos lo pueden lograr en tres días, en cambio aquellos con prótesis totales pueden hacerlo entre cuatro y cinco días. Luego, ambos deben comenzar con la kinesiología, en donde estarán aproximadamente un mes.

Pero las principales diferencias se notan en el primer año desde la operación. A pesar de que cuando se cumpla ese periodo, los pacientes operados con una u otra técnica van a estar igual de bien, el paciente que se operó con una técnica antigua va a haber tenido un camino más difícil en que le habrá costado más recuperar la movilidad y la musculatura y habrá sentido más dolor.

Las similitudes van básicamente en el costo de la operación y en los lugares en que realiza esta intervención.

Operación con prótesis parcial, cambio total

Antes de cualquier intervención quirúrgica, hay que tener en cuenta de que existen riesgos. En este caso, el mayor es una mala indicación médica, pero también existe el peligro de una infección. Hoy en día, eso está bastante controlado y está prácticamente reducido a valores de un 2%, aunque claro, eso también depende del centro hospitalario en donde se realice la operación.

En todo caso, se toman todas las medidas necesarias para evitarlo. Los pabellones están a presión positiva y los médicos se visten con escafandras que tienen circulación de aire propia, por lo que el paciente no tiene contacto con su entorno. Además el enfermo recibe constantes dosis de antibióticos. “Sin embargo, igual existe un 2% de riesgo de infección ya que no se pueden eliminar los gérmenes que están dentro del organismo del paciente”, destacó el médico.

Otro riesgo es el aflojamiento de la prótesis. Eso normalmente se da por la sobrecarga excesiva o poco criteriosa que haga el paciente con su rodilla. Lo máximo que se acepta es jugar un doble de tenis.

La anestesia normalmente utilizada en esta operación es la peridural, que es la misma que se usa en los partos. “La gracia de eso es que no es una anestesia que se aplique sólo al momento de la cirugía, sino que se instala un catéter que se deja puesto entre 24 y 48 horas, lo que hace que el postoperatorio sea muy grato porque la peridural tiene el beneficio de conservar la movilidad pero con analgesia”, hizo ver el traumatólogo. Pero como es una operación larga, se mantiene al paciente sedado y ventilado con una máscara de oxígeno.

Vida normal, pero sin excesos

Según el doctor Gili, hay que distinguir entre lo que se puede hacer y lo que se debe hacer con las prótesis. “Se puede hacer de todo, pero la prótesis va a tener una vida útil probablemente mucho más corta”.

Se debe hacer cualquier movimiento o deporte que no tenga una carga cíclica repetitiva. Esto va desde un doble de tenis y un esquí criterioso hasta andar en bicicleta y nadar.

Es importante saber que la rodilla va a permanecer levemente hinchada y con un discreto aumento de la temperatura por un tiempo entre cuatro a cinco meses. “Eso es normal y no tiene ninguna trascendencia. Durante ese periodo se pueden realizar todas las actividades. Esto no produce grandes molestias, sólo intranquilidad, pero es absolutamente normal”, señaló.

Si es que se toman las medidas adecuadas, el porcentaje de sobrevida, es decir el número de prótesis que no han tenido la necesidad de ser revisadas, es de aproximadamente un 97% en 10 años.

PRÓTESIS UNICOMPARTAMENTALES

La empresa Stryker trae a Chile las prótesis Avon, una de las más usadas en la artrosis femororrotuliana. Ésta llegó el año 2003 al país y desde entonces han sido utilizadas una gran cantidad de pacientes.

Según Gonzalo Bronstein, gerente de producto de Stryker, la función principal de la prótesis Avon es recuperar el aparato extensor de la rodilla. Pueden utilizarla personas de cualquier edad, sin embargo se intenta posponer lo más posible esta intervención en el caso de los jóvenes para preservar lo más posible la estructura articular del paciente.

Es muy poco probable que estas prótesis se deterioren o fallen y pueden tener una vida útil de aproximadamente 15 a 20 años. Además tienen alrededor de un 93% de buenos y excelentes resultados en seguimientos a 5 años. “Esto se podría atribuir negativamente a la indicación tardía de la prótesis. Una oportuna indicación subiría el porcentaje de buenos resultados obtenidos por la prótesis Avon”, destacó el experto.

Igualmente es necesario controlarse una vez al año principalmente para llevar un seguimiento y prever los posibles problemas que se puedan presentar a futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: