MEJOR PREVENIR QUE CURAR

La detección precoz de enfermedades, puede disminuir notablemente la mortalidad de las personas. Es por ello que año a año, la medicina preventiva ha tomado más importancia en las clínicas chilenas.

“No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”. Este famoso dicho popular se puede utilizar también para la salud. Actualmente, en la mayoría de las clínicas existen Centros de Medicina Preventiva que tienen como objetivo detectar precozmente las enfermedades y así poder controlarlas antes de que sea tarde.

La medicina preventiva consiste en realizar evaluaciones periódicas de salud con el fin de detectar enfermedades en su etapa inicial o condiciones controlables como el sobrepeso, el sedentarismo y la alimentación inadecuada. La idea es modificar esos estilos de vida y tratar las enfermedades prematuramente para tener un menor riesgo de vida.

“La importancia de chequearse a tiempo es que si los pacientes presentan enfermedades, éstas son más fáciles de tratar y tienen mejor pronóstico”, señala el doctor Patricio Trincado, jefe de Medicina Preventiva de la Clínica las Condes.

Además, Ana María Luque, Enfermera Coordinadora de Medicina Preventiva de la Clínica Indisa, asegura que “ésta es una oportunidad para que las personas puedan acercarse al sistema de salud, sin el estrés que implica la enfermedad en sí”.

PREVENCIÓN EN ASCENSO

Actualmente, las personas, los médicos y los sistemas de salud le dan mayor importancia a la medicina curativa ya que ésta requiere de atención inmediata. Sin embargo, la medicina preventiva puede diagnosticar anticipadamente alguna enfermedad y así evitarla o disminuir notablemente sus riesgos. Y a pesar que, en general, sus resultados son más a largo plazo y sus efectos son menos perceptibles, es altamente recomendable someterse a chequeos periódicos.

Según el Dr. Gonzalo Alarcón, jefe de Medicina Preventiva de la Clínica Alemana, existe una mejoría significativa en la importancia que se le ha dado a este tipo de medicina en los últimos años, “pero aún nos falta mucho comparado con los países desarrollados. Esta falta de conciencia preventiva no sólo afecta a la población en general sino también a nosotros los médicos y a los sistemas de salud”.

A partir de los 18 años es recomendable la búsqueda de factores de riesgo para así poder modificar ciertas conductas inadecuadas para la salud. Se intenta descartar la existencia de hipertensión arterial, sobrepeso, obesidad, hiperglicemia, diabetes y colesterol alto.

Esta detección se hace mediante el uso de encuestas, exámenes médicos, de laboratorio y de imágenes. El diagnóstico precoz de patologías y la promoción de estilos de vida saludables permiten disminuir la mortalidad por enfermedades frecuentes en la población, como por ejemplo cánceres en general, especialmente de colon, mamas y próstata, y enfermedades cardiovasculares.

La regularidad de los chequeos depende de la edad y de los factores de riesgo que se tengan. Si es que existen antecedentes familiares de diabetes, hipertensión arterial, cáncer o infartos, se recomienda controlarse con mayor frecuencia, aproximadamente una vez al año. Además hay ciertos exámenes que deben realizarse anualmente como la mamografía en mujeres mayores de 40 años o el antígeno prostático en los hombres. En general, debiera realizarse un chequeo anual o bianual dependiendo de las circunstancias de cada paciente.

MÁS SALUD, MEJOR VIDA

El gran desafío de la medicina preventiva no es sólo que los pacientes vivan más años, sino que además tengan una mejor calidad de vida. Por ello, se le ha puesto un especial énfasis a esta área de la medicina, que constantemente está mejorando sus prácticas y actualizando sus guías indicadoras de exámenes recomendados. Según el Dr. Alarcón, “las pautas son internacionalmente utilizadas y se van revisando constantemente por si es necesario realizarle ciertos cambios. Por ejemplo, antes no se realizaba la colonoscopía, hoy se recomienda fuertemente a personas mayores de 50 años”.

Otro aspecto más conceptual es la evaluación del riesgo global de los pacientes. “En el caso del riesgo cardiovascular, se utilizan ciertos score como el de Framingham, que considera varios factores como la edad, el tabaquismo, la presión arterial y los niveles de colesterol, lo que permite estimar el riesgo de tener una complicación cardiovascular a un plazo de 10 años”, agrega el especialista de la Clínica Alemana.

CLÍNICA LAS CONDES

La Unidad de Medicina Preventiva se creó casi en conjunto con la clínica ya que, por sus características e infraestructura, CLC fue seleccionada como centro de salud de referencia por muchas empresas transnacionales para efectuar controles de salud anual a sus colaboradores. Esto determinó el nacimiento de una incipiente unidad de medicina preventiva que con el tiempo logró un desarrollo similar al de los centros de alta complejidad en el mundo.

En este centro participa la casi totalidad de los médicos de CLC. Los chequeos son basados en normativas y recomendaciones internacionales según el género y la edad del paciente, a quien se le efectúa múltiples exámenes de laboratorio, estudios radiológicos y procedimientos endoscópicos y cardiovasculares. Al finalizar el chequeo se le entrega al paciente un informe en el que se estipulan sus riesgos de salud y cardiovascular calculado según los criterios de la American Heart Asociation.

El aumento de personas que se someten a chequeos preventivos en esta clínica crece anualmente a una tasa aproximada de un 40%.

Además, CLC ofrece un convenio especial para empresas, donde la mayoría de sus pacientes son ejecutivos de entre 40 y 55 años, expuestos a un número importante de factores de riesgo, como hipertensión y problemas derivados del sedentarismo debido a su acelerado ritmo de vida.

También existen programas dirigidos a la detección precoz de diversas enfermedades, tales como: planes para fumadores, programas de geriatría, evaluación de osteoporosis, programas de evolución hormonal, evaluación nutricional para determinaciones metabólicas, chequeos prostáticos y chequeos de hipertensión.

CLÍNICA ALEMANA

El Centro de Medicina Preventiva de la Clínica Alemana se creó en 1993. Año a año ha demostrado la importancia que tiene esta rama de la salud y ha permitido que más personas comprendan la relevancia de prevenir.

En sus casi 15 años de servicio han notado un gran aumento de la demanda. Hoy trabajan siete doctores y seis enfermeras, con un Médico Jefe a la cabeza.

Esta área tiene como finalidad efectuar chequeos preventivos de salud tanto a personas naturales como a empresas, y promover iniciativas de prevención, educación y autocuidado. Los exámenes ofrecidos están estructurados según recomendaciones nacionales e internacionales y basadas en evidencias, que aparecen publicadas en diferentes guías de práctica clínica de Medicina Preventiva de organismos como U.S. Preventive Task Force y Canadian Task Force on Preventive Health Care.

Además, la Clínica Alemana, dentro de sus programas para la Detección Precoz de Enfermedades, organiza campañas mensuales de prevención en ciertas patologías específicas con gran impacto para la población. Estos programas se apoyan con charlas dictadas por profesionales especialistas en el área, son gratuitas y de extensión a toda la comunidad.

CLÍNICA INDISA

La Medicina preventiva se ha erigido como una de las especialidades que permite a esta Clínica una aproximación con las personas desde la salud. En esta perspectiva, era necesario completar la gama de servicios disponibles. Es por ello que, en septiembre de 1999, se instituyó el Programa de Medicina Preventiva y Orientación en Salud y desde el año 2005 existe el Departamento de Medicina Preventiva.

Desde entonces, han logrado comprobar que en la población existe una mayor conciencia de la evaluación periódica y que los pacientes tienen una buena acogida con esta área ya que es una herramienta que les permite mejorar su calidad de vida. También ha habido un incremento en la preocupación de las empresas por contratar evaluaciones para otorgar un buen servicio a sus trabajadores.

Actualmente, el equipo está conformado por un profesional médico, que es especialista en Medicina Familiar, dos enfermeras y una secretaria administrativa. Participa además un conjunto de otros médicos de diversas especialidades.

En general, describen tres ámbitos en los programas de Medicina Preventiva: control periódico de la población general, que busca detectar precozmente problemas de salud que aún no se manifiestan; control periódico de la población trabajadora, el cual funciona mediante convenio con empresas y consiste en efectuar un control general, al que se le agrega una evaluación del posible impacto del trabajo en su salud; y evaluación pre-ocupacional, que está dirigida a personas postulantes a algún trabajo con el objetivo de detectar problemas relacionados directamente con el desempeño.

Además, a partir del año 2007 han incluido una Encuesta de Autoaplicación que indaga en factores de calidad de vida subjetivos y relacionados con la salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: