UN ENEMIGO AL ACECHO

La obesidad y las enfermedades directamente relacionadas a ella son una de las principales causas de muertes prematuras en el mundo. Lamentablemente, esta epidemia no afecta exclusivamente a los adultos y hoy, cada vez se ven más niños con serios problemas de sobrepeso.

En Chile, se estima que el 30% de los niños en edad escolar sufre de obesidad. Es más, el crecimiento de esta enfermedad en los menores de nuestro país aumenta más rápido que en Estados Unidos, a una escala aproximada del 300%. Según la JUNJI, la curva de preescolares obesos que ingresan a jardines infantiles, es decir, menores de cuatro años, creció en un 10,8% en los últimos años.

La obesidad corresponde a una enfermedad crónica, multifactorial, producida por la interacción de factores genéticos y ambientales, que llevan a un aumento anormal del tejido adiposo, provocando daños en la salud. Esta enfermedad no es curable pero si controlable y se desarrolla de igual manera en hombres y mujeres. Sin embargo no siempre se manifiesta.

Según el doctor Víctor Saavedra, Presidente de la Sociedad Chilena de Obesidad, las condiciones del ambiente han hecho que esta enfermedad se exprese, lo que quiere decir que, por el estilo de vida actual de las personas, comienza a haber una mayor frecuencia de aparición de cuadros de obesidad.

Si bien se le relaciona frecuentemente con un problema de peso, en realidad toca tangencialmente a ese aspecto, porque la obesidad corresponde al aumento del tejido graso, no sólo por el aumento del peso, el cual puede estar dado también por los huesos, el agua, los fluidos corporales, los músculos y los órganos.

Es importante destacar que los hábitos nutricionales se inician a los 3 o 4 años y se establecen a partir de los 11, con una tendencia a consolidarse a lo largo de toda la vida. Es por ello que, la infancia es un periodo crucial para actuar sobre la conducta alimentaria, ya que las costumbres adquiridas en esta etapa van a ser determinantes para el estado de salud del futuro adulto.

PEQUEÑOS GRANDES

Las estadísticas varían, sin embargo, es posible determinar que el 50% de los niños obesos mayores de 6 años, continuarán siéndolo en la etapa adulta y aproximadamente un 70% de los adolescentes con este problema, continuarán siéndolo en la adultez, cifra que aumenta notablemente cuando uno de sus padres es obeso. Además los niños con exceso de peso de 2 a 4,5 años de edad, son cinco veces más propensos a tener un peso superior a lo normal a los 12 años.

Un 7,2% de los niños de 1° básico son obesos. Según el especialista, en Chile ha habido un cambio en el perfil en los niños y, a causa de eso, comenzaron a adquirir enfermedades de adultos. Así es como el 30% de los niños tienen problemas de colesterol dada la cantidad de grasa de su consumo, un 50% presenta alteraciones de la insulina, un 10% presentan problemas de presión y un 1,2% tienen diabetes tipo 2.

Un niño es obeso cuando el porcentaje de su grasa supera, en el caso de los hombres, un 25% del peso de su cuerpo, y en el caso de las mujeres, un 33%. “El Índice de Masa Corporal (IMC) sólo entrega la probabilidad del niño de estar dentro de algunos patrones que lo podrían llevar a ser obeso, es decir, clasifica a las personas pero no individualmente. Sólo se puede determinar que una persona es obesa cuando se analiza cada caso en particular y se ven los componentes de su cuerpo”, añade el Dr. Saavedra.

Alrededor de los 11 o 12 años ya comienza a haber una clara distribución del tejido adiposo, por lo tanto, a esa edad se puede determinar si es que un niño presenta obesidad. Hasta antes de eso, influye mucho la genética y el crecimiento. “Lo claro es que un niño es un proceso evolutivo y por lo tanto debe haber una proporcionalidad entre el desarrollo muscular y su ingesta de grasa”, destaca.

Asimismo, señala que hay dos etapas muy importantes en la cual se debe tener una baja cantidad de tejido graso: entre los 2 y 3 años y en la adolescencia, alrededor de los 14 y 15 años. Si es que en esas épocas se fija un número mayor de células grasas, la persona tendrá proporcionalmente un mayor número ellas por el resto de sus vidas.

FACTORES CAUSANTES DE LA OBESIDAD INFANTIL

Las causas son múltiples. Según el doctor Saavedra, una de las principales razones se debe a la genética. “Si ninguno de los padres es obeso, la probabilidad de que el hijo salga con ese problema es sólo de un 20%. Si es que uno de los padres lo es, ese porcentaje aumenta a un 40%. Si ambos progenitores son obesos, aumenta a 80%”.

Además asegura que una persona con una fuerte carga genética engorda con más facilidad en comparación a los que no la tienen. “Es una enfermedad poligénica, es decir, hay muchas las fuentes que provocan la obesidad además de los más de 300 genes implicados en su desarrollo. Es por ello que cada persona tiene su propio estilo de obesidad, lo que lleva a que el tratamiento sea muy complejo porque implica cambiar formas y actitudes de vida investigando la parte genética de cada persona individual”, hace ver.

Otros factores fundamentales son el sedentarismo existente en la gran mayoría de la sociedad y la mala alimentación. Esto se resume en que el gasto energético ha ido disminuyendo notablemente, a diferencia del consumo de alimentos ricos en calorías, el cual ha ido aumentando, provocando un crecimiento en las tasas de obesidad.

Con respecto a este último punto, el Dr. Saavedra asegura que “la disponibilidad de alimentos ha sido más accesible y además han sido procesados para que tengan un mayor grado de palatabilidad, es decir, tienen un sabor más rico. También el componente de los alimentos en relación a proteínas e hidratos de carbono, ha sido manipulado para poder hacerlos más concentrados y de mejor sabor, de tal manera que una persona que come un alimento con un porcentaje mayor de grasa, tiende a repetirlo”.

Asimismo, añade que alrededor de los años 70, la llegada de los restaurantes mecanizados o de comida rápida a Chile, significó un cambio en la conducta de la población en cuanto a sus hábitos nutricionales. “Antes la gente tenía sus comidas relativamente ordenadas. Con la aparición del primer tentempié, que era un sándwich que remplazaba un almuerzo, comenzaron las cadenas de comida rápida a reemplazar los alimentos habituales y nutritivos por alimentos de alto consumo, altamente palatables y ricos en calorías, por lo tanto, eso significó que en volúmenes pequeños, había una alta concentración calórica”.

Es importante destacar que la dieta de los adolescentes se caracteriza por un exceso de carnes, embutidos y alimentos con alta densidad energética, como productos de pastelería y bebidas carbonatadas -ricos en grasas y azúcares refinados- y por un déficit en la ingesta de frutas, verduras y cereales, lo que lleva a una mala nutrición, y por ende, a la obesidad.

Otros de los elementos culturales que han producido un aumento en el porcentaje de obesidad en los niños es la llegada de las máquinas de expendio de bebidas o dulces en los colegios. Esa situación es poco controlable y hace que un individuo, en forma social, vaya adquiriendo este tipo de alimentos en forma más repetitiva, lo que se asimila a lo que ocurre con la comida rápida.

Con respecto al sedentarismo, el alto uso de televisión y computador aumenta el número de niños con problemas de sobrepeso. Un estudio realizado en Estados Unidos a menores entre 7 a 12 años, demostró que hay una directa proporcionalidad entre las horas utilizadas frente a una pantalla con el gran aumento de obesidad. En Chile, los preescolares ocupan aproximadamente tres horas en televisión y computación, lo que aumenta a cuatro en los días festivos, lo cual es una situación bastante preocupante y que refleja las conductas de la sociedad.

CONTROL Y TRATAMIENTO

Un cambio total de la conducta alimentaria familiar es fundamental para evitar esta epidemia. Cuando los excesos de comida como volumen tienden a planificarse de una manera distinta, tiende a bajar el porcentaje de obesidad.

Según el Dr. Saavedra, “la única manera de prevenir la obesidad es desde la base de la sociedad, que es la familia. Mientras no haya una conciencia familiar, no va a haber un cambio fundamental y probablemente sólo habrá una disminución en las enfermedades crónicas. Pero el control de la epidemia tiende a que la familia tenga un cambio cultural frente al tipo de nutrición y estilos de vida que hoy se llevan”.

El tratamiento de la obesidad está basado en cinco pilares: conductual, nutricional, física, quirúrgico y medicamentoso. Sin embargo, no se recomienda la cirugía en los niños y adolescentes, por lo tanto sólo quedan cuatro pilares disponibles. Hay que ver cuales son los elementos que están predominando en el cuadro de obesidad y, dentro de ello, se verá cuál de los cuatro pilares será necesario manejar.

EGO CHILE

El Ministerio de Salud considera la obesidad como una de las grandes enfermedades crónicas de nuestro país. Es por ello que desarrolló una Estrategia Global contra la Obesidad, (EGO CHILE), cuya meta principal es disminuir su prevalencia en nuestro país.

Tiene como objetivo principal fomentar políticas y planes de acción destinados a mejorar los hábitos alimentarios y aumentar la actividad física en la población. Estas políticas deberán tomar en consideración los determinantes sociales en salud, de manera que integren los principios de sustentabilidad, participación social y equidad.

Además incorpora los conceptos de anticipación al daño y de focalización, a través de la identificación y detección precoz de la población con factores de riesgo. Este proyecto coordina a través del ciclo vital, una serie de actividades nuevas, basadas en la consejería en vida sana que se complementarán con las tradicionalmente existentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: